El Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo (el “Reglamento”) entrará en vigor el 13 de febrero de 2015, fecha en la que se abrogará el Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de Trabajo.

 Descargar Versión PDF Bilingüe

El objeto del Reglamento es establecer las disposiciones en materia de seguridad y salud que deberán observarse en los centros de trabajo, a efecto de que tengan las condiciones que permitan prevenir riesgos y, de esta manera, garantizar a los trabajadores el desempeño de sus actividades en un ambiente que asegure su vida, integridad y salud, así como evitar que se dañe al centro de trabajo.

El Reglamento amplía las atribuciones de la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, COCONASST.

Entre las obligaciones de los patrones se establece que estos deberán contar con un diagnóstico de seguridad y salud en el trabajo, integrar un programa de seguridad y salud en el trabajo, con base en el diagnóstico antes indicado, contar con estudios y análisis de riesgos, informar a los trabajadores respecto de los riesgos relacionados con la actividad que desarrollen, capacitar a los trabajadores sobre la prevención de riesgos y la atención de emergencias, proporcionarles el equipo de protección personal que corresponda a sus actividades. Los centros de trabajo con más de 50 trabajadores deberán contar con instalaciones adecuadas para el acceso y desarrollo de actividades de las personas con discapacidad.

Las acciones y programas para la promoción de la salud y la prevención de las adicciones se incorporarán al programa de seguridad y salud en el trabajo.

El nuevo Reglamento amplía la lista de trabajos a los que no pueden asignarse mujeres en estado de gestación y menores de edad, estableciendo listas de trabajos específicos que no pueden asignarse a cada grupo.

Regula las condiciones de seguridad y salud que se deben observar respecto a los trabajadores con discapacidad y los trabajadores del campo.

Se establece un capítulo especial para la expedición de las Normas Oficiales Mexicanas (“NOMs”) en materia de seguridad y salud en el trabajo, así como los elementos que deben tomarse en cuenta para el análisis que sustenta la emisión de los proyectos de NOMs.

Se abrogan los lineamientos de operación para el otorgamiento de las autorizaciones de funcionamiento de los recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas; y se establecen las obligaciones de los patrones para el funcionamiento de dicho equipo.

Para el manejo, transporte y almacenamiento de sustancias químicas peligrosas, los patrones deberán elaborar un análisis de riesgos de las mismas, así como contar con un plan de atención de emergencias para casos de fuga, derrame, emanaciones o incendio.

Al igual que la Ley Federal del Trabajo en vigor, el Reglamento incrementa notablemente las sanciones administrativas (multas) por la violación al Reglamento y las NOMs correspondientes, independientemente de las sanciones que establece la Ley Federal de Trabajo. Los montos de dicha multas fluctúan entre 50 y 5,000 veces el salario mínimo general diario vigente en el Distrito Federal (actualmente MXN$67.29).


Si tiene cualquier pregunta o comentario, favor de comunicarse con:

Rafael  Cereceres

r.cereceres@celc.mx

Graciela M. Diedrich

g.diedrich@celc.mx

Bernardo Sánchez Alcocer

b.sanchez@celc.mx

Jorge Rubén Tarango Mancinas

j.tarango@celc.mx